Conferencia Anual de IFFO Roma– Resumen del Día 1

El presidente de IFFO, Eduardo Goycoolea, inauguró la Conferencia Anual de IFFO de este año en Roma dando la bienvenida a los 440 delegados de 45 países. Goycoolea declaró que esta conferencia no evitará las preguntas difíciles dirigidas a la industria y que a menudo son respondidas con mitos y no hechos por aquellos que no conocen la industria en detalle. Estas preguntas incluyeron: el rol de IFFO como un organismo representativo de la industria; ¿aún es posible el crecimiento de los ingredientes marinos?; ¿el suministro y el precio son estables?; ¿Y la producción es sostenible y responsable? Al mostrar los últimos datos del mercado, Goycoolea ilustró que si bien la producción de ingredientes marinos a partir de pescado entero se ha mantenido estable, la producción de ingredientes marinos a partir de subproductos ha crecido sustancialmente y tiene un gran potencial futuro. La volatilidad de los precios no es más variable que en otras proteínas vegetales y se ha mantenido en promedio estable durante la última década. Finalmente, la industria está avanzando hacia una producción más responsable y sostenible, como lo demuestra el aumento a 51% en la producción conforme a IFFO RS de la producción global estimada para 2018. Goycoolea concluyó que los ingredientes marinos desempeñan un rol clave en la cadena de suministro de alimentos global y el verdadero valor para la salud humana y animal es cada vez más reconocido.

Goycoolea dio la bienvenida al escenario al nuevo Director General de IFFO, Petter M. Johannessen. Johannessen se unió a IFFO en setiembre, luego de una larga carrera en la industria de alimentos balanceados acuícolas, e hizo eco a Goycoolea al dar la bienvenida a los delegados a Roma y a la 58ª Conferencia Anual de IFFO. Desde que se unió a IFFO, Johannessen ha trabajado arduamente para conocer al equipo de IFFO y cómo funciona la organización, además de reunirse con miembros y visitar la oficina de IFFO en China. Destacó los logros de IFFO en lo que va del año, incluidos los 58 informes de mercado y 32 comunicados de prensa, editoriales y entrevistas publicadas. Johannessen destacó sus objetivos clave en el futuro, especialmente al adoptar una perspectiva amplia a través de las cadenas de suministro de alimentos y acuicultura para asegurar que IFFO se involucre con las partes interesadas clave. Añadió que el enfoque basado en la evidencia de IFFO sigue siendo esencial para apoyar el desarrollo de una industria global responsable y comunicar efectivamente la importancia vital de los ingredientes marinos.

Goycoolea abrió el panel sobre cómo se percibe a la industria de los ingredientes marinos y qué debe hacer para asegurar su futuro. Con representantes de alto nivel de áreas clave de la industria, el formato de la sesión fueron presentaciones cortas de cada panelista, seguidas de una mesa redonda dirigida por Goycoolea. Comenzando con una perspectiva internacional, Árni M. Mathiesen (Subdirector General, Departamento de Pesca y Acuicultura de la FAO) se centró en la seguridad alimentaria mundial, destacando que la cantidad de personas desnutridas aumentó a 821 millones en 2017, con una ingesta insuficiente de calorías, proteínas, vitaminas y minerales. Mathiesen pidió a la industria que ayude con este desafío siendo innovadora y aumentando las prácticas sostenibles y responsables. Señaló que la industria se enfrenta a una combinación de menos recursos, el uso preferido de esos recursos lejos de los alimentos balanceados; y la creciente demanda de más alimentos balanceados acuícolas. Concluyó que las nuevas fuentes alternativas de proteínas ofrecían cierto alivio a estas presiones.

El presidente de la Junta de Marine Harvest, Ole Eirik Lerøy, también destacó los desafíos que enfrenta la industria, incluidos el crecimiento de la población, la obesidad, pesquerías en o cerca de la máxima explotación, el crecimiento de la clase media, el envejecimiento de la población y el cambio climático. Señaló que la demanda de alimentos saludables, sabrosos y convenientes sigue siendo la piedra angular de la demanda de salmón. Lerøy también presentó el objetivo de Marine Harvests de eliminar la etoxiquina de su cadena de suministro y pidió a la industria que la elimine para mejorar aún más la confianza y el valor de la harina de pescado como un ingrediente premium de alimentos balanceados. Continuando con el enfoque en la acuicultura, el Dr. George Chamberlain (Presidente de Global Aquaculture Alliance) comenzó enfocándose en los conceptos erróneos negativos de la industria, como por ejemplo privar a las comunidades locales de peces y otras especies marinas, contribuir al colapso de la pesca mundial; y prácticas poco éticas en los buques pesqueros. La realidad que observó es que estos peces a menudo son impopulares para el consumo humano directo, hay una mayor eficiencia en los pescados de alimentos balanceados de la acuicultura; y los problemas sociales están mejorando en general, incluso si a veces se plantean como una preocupación. Para asegurar el futuro de la industria de ingredientes marinos, Chamberlain señaló que IFFO RS y su Programa de Mejoramiento y FIP en general, deben seguir siendo posicionados como un elemento integral de la cadena de producción responsable de mariscos y que se deben considerar estándares auditables para el cumplimiento social. Con respecto a la seguridad alimentaria, es necesario desarrollar más los programas de prueba de residuos y estándares. Chamberlain también señaló que es necesario que se inviertan más fondos en la investigación para desarrollar productos especializados para equilibrar y complementar la creciente lista de sustitutos, así como otras fuentes de ingredientes marinos renovables. Concluyó pidiendo a la industria que cuente nuestra historia, resaltando cómo es sostenible, nutritiva y esencial para la salud.

Continuando con el enfoque en la sostenibilidad, Jim Cannon (Director General, Sustainable Fisheries Partnership) inició su presentación con una descripción de las percepciones comunes de la sobrepesca, la mala gestión, el colapso del ecosistema y las malas prácticas laborales. La realidad en América Latina y el Atlántico es que el 90% de las poblaciones se gestionan razonablemente, con un 20% con certificación MSC y una mejora del 60% (IFFO RS, FIP, MSC FA). Para Asia, la realidad es mucho más complicada con las percepciones de sobrepesca y otras cuestiones ambientales y sociales críticas mucho más cercanas a la realidad. Hay un máximo del 10% de la producción que actualmente desarrolla esfuerzos de mejora. Cannon recomendó que América Latina y el Atlántico continúen los esfuerzos de mejora existentes y aseguren que el suministro cumpla con las crecientes expectativas del mercado en Europa. Para Asia, Cannon señaló que se necesitan medidas urgentes para asegurar el suministro y reducir los impactos, es necesario que haya más ayuda para mantener el acceso a los mercados de la UE y los EE. UU., más trabajo sobre los PIF existentes, un mayor crecimiento de la Mesa Redonda de la Cadena de Suministro de Pesquería de Reducción de Asia; y más apoyo para el estándar de especies múltiples de IFFO RS.

Michiel Fransen (Jefe del Equipo de Estándares y Ciencia, Aquaculture Stewardship Council) realizó la presentación en lugar de Chris Ninnes, quien lamentablemente no pudo asistir al panel. Fransen abrió con la opinión de que "el cliente siempre tiene la razón". Luego dividió las percepciones en la cadena de valor, los usuarios directos de ingredientes marinos (compañías de alimentos balanceados, etc.) se centran en el precio, la calidad y la disponibilidad. Los consumidores finales (de salmón, etc.) se centran en la sostenibilidad y el precio del producto final. Concluyó analizando cómo se podría posicionar la harina y el aceite de pescado en comparación con los nuevos ingredientes alternativos.

Pål Korneliussen de Intrafish Media fue el último en realizar una presentación y abrió destacando el creciente ritmo de disrupción, debido a la expansión del acceso a Internet y las redes sociales. Analizó las mega tendencias, incluido el cambio climático, la disminución de recursos y el aumento de costos, la urbanización y el cambio en el poder económico. Desde la perspectiva de los medios de comunicación, Korneliussen observó que solo unos pocos entienden esta industria y que no tiene mucho acceso e información, y señaló que ningún negocio de alimentos es inmune al riesgo. Advirtió que a menos que la industria cambie la forma en que se comunica y esté mejor preparada, se verá afectada por una crisis. Para reducir este riesgo, recomendó comprender su cadena de suministro, aumentar el enfoque en la transparencia y la trazabilidad, auditar a sus proveedores, revisar las especificaciones; y aclarar los métodos de prueba / obligaciones de información. Concluyó recomendando que la industria escuche y comunique su mensaje.

La siguiente mesa redonda se centró en algunas áreas clave mencionadas en las presentaciones. Las comunicaciones a través de la cadena de suministro se identificaron como el principal desafío para la industria. Lerøy señaló que el consumidor se está volviendo más consciente y comprometido, y que la decisión de eliminar la etoxiquina y encontrar un reemplazo natural ha sido impulsada por el consumidor europeo. Chamberlain hizo eco de esto al señalar que los consumidores estaban empezando a solicitar la trazabilidad hasta el origen en la cadena de suministro y que creó su esquema de Garantía Global de Mariscos (GSA) para identificar las brechas en la certificación de la acuicultura y pesquerías. Señaló que la harina y el aceite de pescado actualmente son desconocidos y no son reconocidos por el consumidor y es esencial comunicar su rol y contribución.

   

Korneliussen observó que, desde un punto de vista de la prensa, la industria necesita mejorar en gran medida su comunicación y compromiso, sugirió ser proactivo y comunicarse en un momento de tranquilidad e intentar que la industria hable como una sola voz. Mathiesen agregó que la industria en su conjunto debe justificar su existencia comunicando el rol crucial que desempeña en la seguridad alimentaria, combinando las contribuciones positivas en un mensaje claro.

Otros puntos que surgieron en el panel fueron el potencial de los nuevos ingredientes marinos, Mathiesen alentó a la industria a utilizar más nuestros océanos, capturar la luz solar para la producción primaria y producir tanto proteínas como aceites. Los desafíos sociales y de sostenibilidad en Asia también se presentaron en las discusiones, con recomendaciones de un enfoque combinado con los gobiernos y la industria, siendo el primer paso una herramienta de evaluación de riesgos para monitorear la actividad de los buques. El punto final que Chamberlain destacó en Asia y otras regiones en desarrollo fue la brecha entre la no certificación y la certificación y que la industria debe alentar y ayudar más a las empresas a hacer esa transición.

Se cerró la sesión con una presentación de Paolo Caricato, Jefe de Unidad Adjunto, Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea. La presentación de Caricato aclaró los requisitos de las regulaciones de la UE para la importación de aceite de pescado para consumo humano en la UE, un tema que ha aparecido en la prensa y creado cierta confusión. En resumen, Caricato confirmó que cuando una planta está aprobada para la producción de aceite de pescado para consumo humano, es obligatorio utilizar materia prima apta para consumo humano (de acuerdo con las regulaciones de la UE), y que se ha producido en procesos que cumplen los Estándares de higiene alimentaria. Ese producto puede ir en alimentos o alimentos balanceados. El aceite de pescado destinado a los alimentos balanceados debe producirse en un establecimiento que esté aprobado por ABP (subproducto animal). Según las regulaciones, no está permitido que un productor produzca y almacene aceite (y harina de pescado) tanto para alimentos como para alimentos balanceados, donde la producción tiene estándares y procesos de materias primas diferentes.

El día finalizó con una recepción de bienvenida, patrocinada por Intertek y celebrada en el espectacular Palazzo Brancaccio.