July 2020 Update

Date: 
July, 2020

 

El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura de la FAO se publicó el mes pasado. El informe SOFIA 2020 se centra en la "sostenibilidad en acción", que abarca las principales características del sector, así como la adaptación al cambio climático, la contribución de las mujeres al sector pesquero y cuestiones emergentes como las nuevas tecnologías y la bioseguridad de la acuicultura.

Es ampliamente reconocido, a lo largo de toda la cadena de valor, que no hay alternativa a la sostenibilidad y que se necesitan programas para mejorar aún más las pesquerías y la acuicultura. Solo puedo reconocer a la FAO por actualizar la forma en que presenta el estado de las poblaciones de peces y muestra la proporción de mariscos que proviene de pesquerías sostenibles versus pesquerías insostenibles. Resulta que, en volumen, el 78.7% de los peces marinos proviene de poblaciones de peces biológicamente sostenibles.

Indudablemente, esta estadística clara ayudará a enfocarse en cuestiones reales: el porcentaje de 21.3% (en volumen) y del 34.2% (en número) de las pesquerías que necesitan mejoras. Existe la voluntad de crear conciencia sobre este desafío, que podría ser el primer paso hacia un cambio positivo: la conciencia permite la acción colectiva y la coordinación.

Esto es precisamente lo que está sucediendo con los programas de certificación: los esfuerzos para coordinar un objetivo ambicioso, aunque realista, ahora son visibles: el nuevo Estándar de Fábrica de Alimentos Balanceados de Best Aquaculture Practices (BAP) requiere que un mínimo del 75 por ciento de los ingredientes marinos provenga de fuentes certificadas, o FIP, a partir del 2025. Este objetivo respalda los esfuerzos de MarinTrust para que el 75 por ciento de los ingredientes marinos mundiales, estén certificados, en evaluación o en su Programa de mejora para el 2025. Objetivo 75 también es el nombre de una iniciativa liderada por SFP, la Asociación de Pesca Sostenible. La ONG de conservación marina se enfoca en asegurar que el 75% de la producción mundial en sectores clave sea, como mínimo, sostenible (es decir, certificada por el programa MSC o lista verde en la herramienta de métricas de SFP) o este realizando mejoras constantes y verificables. Los estándares de alimentos balanceados acuícolas ayudan a incentivar el manejo responsable de las pesquerías. Y funciona: más del 50% de todos los ingredientes marinos producidos a nivel mundial ahora están certificados bajo el programa MarinTrust.

Sin embargo, es de interés para todos los interesados no solo centrarse en la sostenibilidad del sector de ingredientes marinos, sino también mirar más allá de nuestro sector y también considerar la sostenibilidad de los ingredientes de alimentos balanceados vegetales que complementan la harina y el aceite de pescado en los alimentos balanceados. Es interesante observar que el nuevo Estándar de Fábrica de Alimentos Balanceados de Best Aquaculture Practices (BAP) también establece nuevas ambiciones en este campo. Establece que las fábricas de alimentos balanceados adoptarán un suministro preferencial de harina de soya y derivados de soya producidos de manera responsable de modo que un mínimo del 50% (cálculo basado en el balance de masa) se obtenga de fuentes certificadas para junio de 2022. Para todos los insumos de soya, ya sean certificados o no, las fábricas de alimentos balanceados establecerán objetivos claros para: trazabilidad hasta el país de origen; verificación de cadenas de custodia; exclusión de material derivado de la deforestación ilegal, y; exclusión de material derivado de áreas ecológicamente sensibles. Después de junio de 2022, si se usa aceite de palma en los alimentos balanceados, deberá contar con la certificación RSPO (Mesa Redonda sobre Aceite de Palma Sostenible).

El componente de ingredientes marinos del alimento balanceado se ha examinado durante décadas y, como resultado, se han desarrollado medios creíbles para proporcionar seguridad, incluidas las certificaciones de terceros a través de la creación del programa IFFO RS (ahora MarinTrust) en 2009. Sin embargo, si queremos lograr la sostenibilidad global con éxito, se requiere una visión compartida y una acción colectiva.

¡La sostenibilidad es una ambición compartida para todos nosotros a fin de garantizar la seguridad alimentaria y la biodiversidad en la actualidad y a largo plazo!

Petter M Johannessen

IFFO Director General

Section: 
Public Website

View other Monthly Updates