Update October 2019

Date: 
October, 2019

Dado que el Código de Conducta de la FAO, adoptado por los Estados Miembros para promover la pesca y la acuicultura sostenibles, celebrará su 25º aniversario el próximo año, no podemos sino alegrarnos de que haya sido sin duda una gran inspiración en el proceso de reforma de la reglamentación de muchos países. El 91% de las especies de pequeños peces pelágicos que se utilizan predominantemente para la producción de harina y aceite de pescado están ahora "razonablemente bien o mejor gestionadas" (Informe de la Asociación para la Pesca Sostenible - 2018).

Sin embargo, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) sigue siendo una preocupación importante: amenaza la salud de nuestros océanos y la industria de ingredientes marinos a largo plazo. Esta es una de las razones detrás de la creación del Estándar de Responsabilidad de IFFO hace 10 años. La certificación y las directrices sobre la pesca han permitido que las organizaciones internacionales, junto con los gobiernos locales y la industria, sean una fuerza positiva para el cambio.

Esta combinación de propósito y acciones tangibles es un buen ejemplo de cómo la sostenibilidad y la responsabilidad se complementan mutuamente. Mientras que la sostenibilidad se relaciona con ambiciones a largo plazo -equilibrar el uso de los recursos y los suministros a lo largo del tiempo ("Nuestro Futuro Común", 1987)- la responsabilidad define la manera de lograr el propósito a largo plazo equilibrando los intereses de todas las partes interesadas.

Con esto en mente, estoy convencido de que el papel de IFFO es sensibilizar sobre la necesidad siempre presente de una mayor colaboración no sólo con los propios ingredientes marinos, sino a lo largo de toda la cadena de valor.

 

Petter M. Johannessen

Section: 
Public Website

View other Monthly Updates