Ventajas del uso de harina y aceite de pescado

Acuicultura

La harina y el aceite de pescado proporcionan un alimento para peces y crustáceos cultivados. Su uso en acuicultura devuelve con eficacia un producto de otra manera inutilizable y sin embargo sostenible (véase el FIN Dossier 2010 - sólo en inglés) nuevamente dentro de la cadena alimentaria. La adición de harina de pescado a las dietas para animales eleva la eficiencia de los alimentos y el crecimiento mediante una mejor palatabilidad del alimento e  incrementa la absorción de nutrientes. No se utiliza ninguna especie de pescado cultivado ni sus recortes para producir la harina de pescado de grado para la acuicultura y el aceite de pescado para la misma especie - no hay reciclaje entre especies.


La harina de pescado de alta calidad proporciona una cantidad equilibrada de todos los amino ácidos, minerales, fosfolípidos y ácidos grasos esenciales (por ejemplo, el acido docosahexaenoico o DHA y acido eicosapentaenoico o EPA) para la optimización del desarrollo, crecimiento y reproducción, especialmente de las larvas y stocks de reproductores. Los nutrientes en la harina de pescado también ayudan con la resistencia contra enfermedades al estimular y ayudar a mantener un sistema inmunológico funcional saludable.
La incorporación de harina de pescado en las dietas de animales acuáticos ayuda a reducir la polución de las aguas efluentes al proporcionar una mejor digestibilidad de nutrientes. La incorporación de harina de pescado de alta calidad en los alimentos balanceados confiere una característica ‘natural o saludable’ al producto final, de la misma manera que la proporcionada por peces  silvestres.

Nutrición y salud de animales terrestres

La harina y el aceite de pescado mejoran la salud y el bienestar de los animales asegurando animales de cría de alta calidad, especialmente en animales jóvenes y de crianza. La harina de pescado es un ingrediente natural de alto valor nutricional, y su uso en alimentos balanceados para animales de cría puede ofrecer una reproducción rentable, optimizando la salud o calidad de la carne en el producto final.
La harina de pescado proporciona una fuente concentrada de proteína y grasa (de 5-12%) de alta calidad rica en los ácidos grasos esenciales omega-3 EPA y DHA. Éstos se depositan en la carne, los huevos etc. de animales cuando se utilizan como suplementos en su alimentación. La incorporación del DHA y EPA presentes en la harina de pescado en las dietas de peces y otros animales de cría es un método eficiente de asegurar la adecuada concentración de estos importantes ácidos grasos omega-3 en la dieta humana.
Su alta concentración nutritiva le da una ventaja especial como suplemento en dietas iniciales densas en nutrientes para aves de corral y para cerdos tempranamente destetados. Los lípidos en la harina y aceite de pescado son fácilmente digeridos por todos los animales, especialmente los peces, camarones, aves de corral, cerdos, y rumiantes como las vacas, ovejas, y cabras. En estos animales la digestibilidad de los lípidos es de un 90% o más. La alta digestibilidad de los lípidos de pescado significa que éstos pueden proporcionar mucha energía utilizable.

Alimentando con harina/aceite de pescado ha demostrado las siguientes ventajas para la salud, el bienestar y la productividad de animales:

  • Mejora de la inmunidad; mayor resistencia a enfermedad y reducción del impacto de la enfermedad (si es contraída).
  • Reducción de la mortalidad en animales, particularmente corderos y cerdos más jóvenes
  • Reducción de la severidad de enfermedades inflamatorias (EPA y DHA son antiinflamatorios).
  • Proporciona una amplia gama de los nutrientes esenciales, muchos de los cuales no se proporcionan adecuadamente de los materiales vegetales, mejorando así  el estado nutricional del animal
  • Mejora de la productividad mediante el mejor crecimiento y de la conversión del alimento balanceado, reduciendo de tal modo el costo de producción animal (aunque el costo de los alimentos balanceados en algunos casos puede aumentar levemente, esto es compensado por la reducción del costo unitario de producir el animal).

*Nota: Aceite de pescado puede ser utilizado como fuente alternativa de EPA y DHA para animales terrestres en la ausencia de harina de pescado.
Nutrición y salud humana

Los pescados grasos son la fuente principal de omega-3, el EPA y el DHA, reconocidos mundialmente como factor clave en la salud humana. Una parte importante de los peces grasos capturados no es comestible.  Gracias a la producción de harina y aceite de pescado, el EPA y el DHA son devueltos a la cadena alimentaria humana vía suplementos de aceite de pescado, así como vía peces cultivados e incluso animales de cría. Esto es equivalente a la mitad de todo el EPA y el DHA proporcionados por peces silvestres comestibles.

Aceite de pescado y la salud humana
El aceite de pescado es rico en los ácidos grasos omega-3, el EPA y el DHA. Éstos han sido el tema de numerosos estudios demostrando que confieren varios beneficios para la salud.
Los omega-3s son especialmente importantes para las mujeres embarazadas debido a que estas grasas esenciales son clave para el desarrollo del cerebro fetal y podría ayudar en la prevención y tratamiento de la depresión post-parto. También han demostrado ser beneficiosas para el desarrollo de bebés/infantes – especialmente para el sistema nervioso incluyendo el cerebro y los ojos.

Si desea ver un video sobre el uso del aceite de pescado en personas con traumatismo encefalocraneano severo pulse aquí.

Fuente: ‘What is so healthy about Seafood?’ Australian Government, Fisheries Research and Development Corporation
*JAMA and Archives Journals (2010, February 2). Fish oil may reduce the risk of psychotic disorders in high-risk individuals. ScienceDaily. Retrieved May 6, 2010, from http://bit.ly/cXPc0X