Sostenibilidad

Una de las definiciones más antiguas y frecuentemente citadas de la sostenibilidad fue la proporcionada por la Comisión Mundial de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y Desarrollo (conocida como la Comisión Bruntlandt) en 1987, que declaró: "El desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades"[1]. Aunque ha habido otros intentos de definiciones desde entonces, esa es la descripción de sostenibilidad más frecuentemente citada. En cierto formato, IFFO ha representado a la industria internacional de harina y aceite de pescado desde 1959, y esta declaración refleja nuestro enfoque desde entonces, garantizar que la industria continúe suministrando ingredientes nutritivos de alto valor que son muy importantes para el crecimiento y la salud de los animales de granja durante décadas.

Aunque a menudo se considera en términos puramente ambientales, es importante reconocer que dentro de la comunidad de organizaciones globales (por ejemplo, ONU, OCDE, OMC) existe un consenso de que existen tres pilares de sostenibilidad: social, económica y ambiental. Esos tres pilares a menudo tienen la misma o casi igual importancia, a pesar de que en las discusiones de la industria pesquera y de mariscos el pilar ambiental parece dominar. Está claro que los componentes sociales y económicos de la sostenibilidad son igualmente importantes para la industria de la harina de pescado, y en IFFO ciertamente reconocemos la contribución esencial que la industria hace a las comunidades rurales y a sus economías, así como a la salud y nutrición mundial.

Como una industria que depende de la explotación de un recurso natural para su subsistencia, la industria de la harina de pescado y el aceite de pescado tiene un interés más que pasajero en garantizar que el recurso del que depende esté disponible en los próximos años. La base de ese enfoque es una gestión pesquera eficiente y competente, que obviamente desempeña un rol importante en la disponibilidad de materia prima en el presente y en el futuro. La creciente proporción del uso de subproductos en la producción de harina de pescado y aceite de pescado también trae este recurso a la discusión, y la conexión de este material con la sostenibilidad es clara. Las contribuciones de estas materias primas están cambiando sutilmente con el tiempo, y este es otro aspecto de la agenda de sostenibilidad que merece consideración. El uso de subproductos en la fabricación de un producto de alto valor como la harina de pescado se alinea bien con las políticas de organizaciones como la Comisión Europea sobre Crecimiento Azul [2] y la Economía Circular [3], así como las de la FAO [4].

En esta sección examinamos los aspectos importantes de la sostenibilidad, que son:

1.    Ambiental (pesquerías)

2.    Ambiental (Subproducto)

3.    Social (la manera en que la industria de harina de pescado apoya a las comunidades locales donde se encuentra la industria)

4.    Económica (lo que la industria significa como una contribución económica a las economías locales, regionales y nacionales)